Servicio de atención social a personas afectadas por esclerosis múltiple

Después del diagnóstico las personas con EM se enfrentan a muchas dudas, disponer del apoyo de profesionales especializados con asesoramiento a la persona afecta y su familia resulta muy útil. De esta manera se consigue disminuir la incertidumbre, el nivel de angustia y el estrés.

Este servicio es un espacio destinado a informar, asesorar y orientar a los pacientes de Esclerosis Múltiples y sus familiares sobre cuestiones relacionadas con la enfermedad y los recursos disponibles.

En esta fase de acogida, el/la Profesional del Trabajo Social conocerá qué se demanda y para cubrir que necesidades. El hecho que la EM afecte de manera distinta a las personas, provoca que cada afectado tenga unas necesidades diferentes que requieren una atención individualizada y un seguimiento personalizado. Con esta premisa, el servicio de atención se encarga de acompañar al paciente a lo largo de toda la enfermedad y de poner a su alcance todos los recursos necesarios, ya sean los recursos propios de la Asociación como recursos externos.

Hay que tener en cuenta que las personas con EM padecen una enfermedad crónica y que por consiguiente tienen necesidades que se van transformando según la etapa o fase de la enfermedad por la que pasan. Dar respuesta a estas necesidades es importante para mantener su calidad de vida, evitar factores de riesgo, de exclusión social y disminuir posibles costes de atención sociales y sanitarios.

Una vez en claro el mapa de necesidades de la persona, se procederá a la elaboración de las propuestas concretas teniendo en cuenta las áreas prioritarias y estableciendo el calendario de realización, contando con la disponibilidad de espacio y los requisitos organizativos de cada servicio. Con este modelo de intervención se pretende potenciar la autonomía del afectado y prevenir e intervenir en posibles situaciones de descompensación o agudización.

También a través de esta atención se informará, orientará y asesorará a las personas afectadas por esclerosis múltiple sobre los recursos para el colectivo tanto sanitarios, sociales, formativos, etc.

  • Trabajador/a Social. Tareas:
  • Valoración inicial del caso y elaboración de informes.
  • Valoración del tipo de servicio y personal más adecuado para la intervención en la situación de necesidad.
  • Atención social individualizada
  • Informar y asesorar en recursos sociales y sanitarios y trámites y gestiones relacionadas con la discapacidad.
  • Seguimiento y evaluación del caso.
  • Coordinación con el equipo de profesionales en el desarrollo de los servicios.

 

Servicio de Fisioterapia

Servicio cuyo objetivo es la rehabilitación y mantenimiento del movimiento corporal humano, con énfasis en la educación, la promoción de la salud y la prevención de las alteraciones cinéticas, buscando elevar la calidad de vida de las personas afectadas de esclerosis múltiple, través de un conjunto de técnicas que mediante la aplicación de medios físicos, previenen, recuperan y readaptan a éstas.

Esta terapia incluye cinesiterapia pasiva y cinesiterapia activa, estiramientos, ejercicios para mejorar la marcha y métodos de utilización de ayudas técnicas (bastones, andadores, silla de ruedas), transferencias (traslados de la silla a la cama, por citar un ejemplo), y ejercicios de fortalecimiento para aumentar las funciones en general.

 

Servicio de Hidroterapia.

Servicio que tiene como medio terapéutico el agua (debido a la disminución del peso corporal) permite realizar ejercicios que fuera de ella sería imposible llevarlos a cabo por personas con discapacidad dadas sus limitaciones. La hidroterapia promueve resultados terapéuticos importantes, como: relajación, alivio del dolor, mejoría de la movilidad, del equilibrio y de la capacidad respiratoria, coordinación. A su vez, facilita el entrenamiento de la marcha y de actividades del día a día que algunas veces no son posibles fuera de la piscina.

  • Tareas:
  • Configurar la historia clínica del paciente.
  • Hacer un diagnóstico funcional individualizado.
  • Establecer un programa individualizado de intervención con objetivos a largo y a corto plazo (Plan de tratamiento terapéutico y objetivos de tratamiento).
  • Aplicar un conjunto de técnicas que mediante la aplicación de medios físicos, curen, prevengan y readapten a los/as pacientes de recibir tratamiento físico.
  • Colaborar en la prevención y en la pronta detección de dificultades físicas.
  • Informar a los otros profesionales del equipo rehabilitador del estado del paciente.
  • Mantener reuniones con el equipo profesional del programa de Rehabilitación Integral.
  • Seguimiento y evaluación del proceso de intervención. Durante el tratamiento el/la fisioterapeuta hará sus controles para saber cuándo debe finalizar éste.
  • Revisar periódicamente y evaluar el Programa: observar si fallan las previsiones establecidas y realizar las oportunas modificaciones.
  • Redacción de informes fisioterapéuticos